Juan Zorrilla de San Martín

TABARÉ INTRODUCCIÓN […] II Vosotros, los que amáis los imposibles; los que vivís la vida de la idea; los que sabéis de ignotas muchedumbres, que los espacios infinitos pueblan, y de esos seres que entran en las almas, y mensajes obscuros les revelan, desabrochan las flores en el campo, y encienden en el cielo las estrellas; los...

DI LEONE, Gabriel

27 DE MÖEBIUS Y LA CAPITANA ¿Sabías que hay un ombú En La Pastora Con hojas tristes Como billetes de dólar Agonizando una inutilidad Achaparrada Ridículo en el paisaje para ciegos Despojado de lunas de abrazar Atónito y ajeno Como un matrero ejecutado Con rayo láser? Sobre el autor...

Eduardo ACEVEDO DÍAZ

BRENDA CAPITULO VII  ESTRELLA DE MAR   "Cuando Zelmar dejó a Raúl, bajó preocupado las gradas del vestíbulo, puso un pie en el estribo de su carruaje, y antes de subir hizo unas señas al cochero, que se acercó para recibir ciertas instrucciones en voz baja. En...

Julio César CASTRO

SOMBRA "La culpa de que haya cuentos del tío la tienen los sobrinos". "El que supo ser castigau por los cuentos, aura que dice, Turrón Mojito, el casau con Encarnada Soslayo, mujer más inútil que piedrita de yesquero sin yesquero. A este hombre lo curtían a cuentos y...

Manuel de ARAUCHO

UN PASO EN LA PINDO PAG 54 MI PUEBLO ORIENTAL ODA   ¡Salud Pueblo Oriental! Salud campeones Hijos de la Victoria; Cuyos hechos envidian las naciones, Y qué a la Francia disputáis su gloria! ¡Salud, todos, salud! --Allá en el trono Eslabonó cadena despiadada, Con infanda ambición y fiero encono El negro despotismo; Y en el cuello pensó...

Serafín J. GARCÍA

BARRO Y SOL PAG 39   "En “los Mimbres” se notaba ese día un ajetreo poco común. Todo el mundo iba y venía ejecutando diversos menesteres. Los peones engrasaban sus lazos silbando o cambiando chanzas. Las sirvientas y agregadas, negras y mulatas en su mayoría, con sus vestidos...

Julio HERRERA Y REISSIG

TRATADO DE LA IMBECILIDAD DEL PAÍS por el sistema de Hebert Spencer.   PAG 129 (…) Difícilmente creo que se hallará gente más perezosa que la del país. Y no sólo la población urbana gusta de no tener más ocupación que hablar de política o asomarse a la puerta...