José DIAZ WATSON

GRITOS MUDOS

PAG 15

EL OMBÚ

 

Verdes llanuras
inconmensurables
que se pierden
en la tierra del aire.

El sol y la luna
abrazan primaveras
donde la noche habla
con las estrellas.

El ombú se despierta
en un mar de luz.
y al cantar paladea
el sabor de la lluvia.

La tormenta, a veces,
quiere volverse veleta
para jugar con los teros
y las tijeretas.

En una tarde serena
con su fiel amante,
prolonga su edén
en el levante.

Alzada en la hierba
duerme, bajo su amor,
la amorosa sombra
arrastrando una canción.”

 

Fuente

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.