Hilario ASCASUBI

PAULINO LUCERO CARTA ENSILGADA QUE LE ESCRIBIÓ EL GAUCHO JUAN DE DIOS CHANÁ, SOLDADO DE LA ESCOLTA DEL GENERAL RIVERA PARA DON ANTONIO TIER, MINISTRO QUE FUE DE LA CIUDAD DE FRANCIA EN 1840 [...

Eduardo Jorge BOSCO

OBRAS Ediciones del Angel Gulab. (i.e. F.A. Colombo) 1952 Buenos Aires (…) Mariano Balcarce, desde Cauterets escribe a Hilario Ascasubi en París, y le agradece el envío del ombú que perteneció al difunto general Zapiola y que Ascasubi y Sra. cuidaron en París. (...

Jorge BUCAY

LOS RETOÑOS DEL OMBÚ   Todas las tardes hombres y mujeres del lugar paseaban alrededor del ombú. Conversaban, hacían negocios, tomaba decisiones el municipio, se arreglaban casamientos y se recordaba a los muertos. Así pasó durante años.   Hasta que un día ocurrió algo diferente: del ombú  empezó a salir...

Diego BUEZAS DE LA TORRE

LA MARIPOSA Y EL OMBÚ Poesía por Ernesto Diego Buezas de la Torre (del libro Diálogos legendarios) En un bosque de los tantos, debajo de ingente azul, con su tronco embelesado, se anquilosaba un ombú. Un ombú que perpetuaba, indefinida, su espera, con un ancla de raíces lanzada sobre la tierra. Un ombú que prolongaba sus enramados...

Higinio CAZÓN

EL OMBÚ COPOSO [caption id="attachment_2712" align="alignleft" width="265"] La siesta. Prilidiano Pueyrredón[/caption]                   "Una tarde vi pasar un hombre triste y lloroso, bajo el ombú coposo sentóse allí a descansar. Lo vi ponerse a llorar, lo miré sobresaltado, después que había descansado bruscamente se levantó y de tan recio tropezón que vuelve a caer sentado. Al verlo quedé admirado mas...

Julio CORTÁZAR

LA RAÍZ DEL OMBÚ   Un auto, lo mismo que un país, puede echarse a perder en cualquier momento". Premonitorio, como tantas otras veces, Julio Cortázar eligió comenzar con esa analogía la historieta que creó junto con el artista plástico Alberto Cedrón. En 1977, entre Roma y...

María Esther de MIGUEL

LOS QUE COMIMOS A SOLÍS PAG 73 LA CASA GRANDE I La casa quedaba a la salida del pueblo, detrás del ombú grande y viejo, al final de la que llamábamos la calle ancha porque avanzaba como un río desbordado, con su casi cuadra y media de lado a...

José DIAZ WATSON

GRITOS MUDOS PAG 15 EL OMBÚ   Verdes llanuras inconmensurables que se pierden en la tierra del aire. El sol y la luna abrazan primaveras donde la noche habla con las estrellas. El ombú se despierta en un mar de luz. y al cantar paladea el sabor de la lluvia. La tormenta, a veces, quiere volverse veleta para jugar con los teros y las...